Cómo funciona el mercado eléctrico en España

Cómo funciona el mercado eléctrico en España

En Lumisa apostamos siempre por la transparencia y el conocimiento al alcance de todos. Al estar bien informados, somos más libres y más capaces de decidir con criterio por nosotros mismos. Es decir, nos volvemos más autónomos y es más difícil que nos engañen, por lo tanto, tomaremos decisiones con más seguridad. Sabemos que gran parte de la población desconoce cómo funciona el sector eléctrico, es por eso que hoy te lo queremos explicar al detalle. Vamos a ir paso a paso contándote cada parte del proceso. El mercado eléctrico, está formado por los productores, la red de transportistas, las distribuidoras y las comercializadoras.

El origen de todo: la producción eléctrica

La electricidad, es un fenómeno natural. Para ser utilizada, primero tiene que pasar por un largo recorrido para ser transformada. Los productores, son los que se encargan de generar esta energía eléctrica. Transformando las materias primas en electricidad.

Para ello, se necesitan centrales de producción y existen diversos tipos según su fuente energética.

Las principales centrales eléctricas de España son las térmicas, nucleares, y las atmosféricas y solar fotovoltaica que producen energía eléctrica a través de diferentes materias primas.

Las energías que más utilizan actualmente son las nucleares y las de combustibles fósiles.

¿Cómo funcionan las centrales nucleares?

Utilizan el agua que se calienta a alta presión mediante el calor liberado de la fisión nuclear, que impulsa el movimiento de una turbina que, al girar, alimenta al generador eléctrico al que está conectado.

Este tipo de centrales, producen residuos radiactivos que se tienen que guardar durante los 10.000 años que dura su radiactividad.

En 1986 la central nuclear de Chernóbil sufrió la mayor catástrofe atómica de la historia. Actualmente, el cuarto reactor está cubierto por un sarcófago de hormigón enorme, y estará protegida unos 100 años más, en los que tendrá que volver a ser revisado y reconstruido.

¿Y las centrales térmicas?

  • Combustibles fósiles

El proceso es el mismo. El calor que se genera tiene como consecuencia el calentamiento del agua a alta presión, que impulsa a la turbina que está conectada a un generador para obtener electricidad. La diferencia es que se emplea la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas, para generar electricidad a partir de su combustión.

El problema que tienen, es que generan emisiones de CO2 y gases contaminantes perjudiciales para la salud y para el planeta.

Por eso cada vez hay más alternativas y otros tipos de energías renovables.

Centrales térmicas renovables

Existen centrales térmicas renovables, como, por ejemplo, las de biomasa, solar termoeléctrica, entre otras. Es decir, que aprovechan recursos naturales que no degradan el medioambiente para generar energía.

  • Biomasa

Existen otro tipo de centrales térmicas como por ejemplo las de biomasa, que están diseñadas para generar energía a partir de recursos biológicos, utilizando fuentes renovables para la producción de energía.

  • Solar termoeléctrica

Utilizan la energía de los rayos solares para generar calor también son renovables.

Actualmente, las energías renovables utilizan combustibles autóctonos, gratuitos e inagotables para la generación de energía sin producir efectos negativos en el planeta.

¿Hay más centrales de energías renovables?

  • Centrales atmosféricas

Se utilizan energías alternativas y limpias. Como, por ejemplo, las centrales eólicas que utilizan el viento a través del movimiento de molinos grandes.

  • Centrales fotovoltaicas

Utilizan placas fotovoltaicas que funcionan con la energía solar. Los paneles fotovoltaicos generan un tipo de corriente continua que no está preparada para incorporarse a la red de transporte. Es por eso, que se una vez adquirida, tiene que pasar por un proceso de transformación para convertir la corriente continua en corriente alterna y poderla suministrar a la red eléctrica.

(FOTO GRÁFICO)

Primera parada: la red de transporte

La Red Eléctrica Española (REE) es la que se encarga de transportar la energía una vez generada, a través de las líneas de alta tensión. También es el operador del sistema eléctrico, es decir, el que asegura la continuidad del suministro, produciendo la electricidad equilibrada a la demanda, ya que no es posible almacenarla.

Una vez se ha generado la energía y está lista, se transportará desde las plantas de producción, hasta los núcleos de consumo repartidos por todo el país. 

Segunda parada: las redes de distribución

Las distribuidoras de electricidad son las encargadas de repartir la electricidad desde la red de transporte hasta cada punto de suministro (tu casa, supermercado, centro comercial, oficinas, etc.).

Son las que se ocupan de mantener el suministro en buen estado reparando averías y realizando las lecturas de contador. Se encuentran distribuidas según las zonas que abarquen, por ese motivo no puedes decidir cuál es tu distribuidora, si no que viene asignada con el punto de suministro.

Tu contacto más cercano: Las comercializadoras eléctricas como Lumisa

Finalmente, nos encontramos con el punto más cercano que trata directamente con el consumidor, las compañías eléctricas. Las más conocidas, son las de siempre, Gas Natural, Iberdrola, Endesa y Viesgo.

Desde la liberación del mercado en 1997, las comercializadoras compran la energía en el mercado mayorista y luego la venden. Son las que actúan como intermediarias. Cuando el mercado energético se liberalizó entraron empresas alternativas a las habituales que ayudaron a expandirlo. Gracias a ello, las comercializadoras empezaron a fijar sus propias tarifas, añadiendo descuentos y horarios adaptados a sus consumidores, haciéndolas más competentes.

Hay muchas personas que prefieren “malo conocido, que bueno por conocer” pero la verdad es que, ya no es necesario quedarse en las compañías de siempre, que se han quedado obsoletas y no ofrecen tantas ventajas como otras más nuevas, que han sabido renovarse y adaptarse a las necesidades y demandas del consumidor actual.

En Lumisa, cada día realizamos comparativas de facturas con total transparencia, explicando todos los conceptos que aparecerán en ellas, de manera fácil y sencilla. No te contamos solo la potencia y la tarifa a contratar, sino que te aclaramos los otros conceptos como el IVA, el alquiler de contadores entre otros. Cada día son más los clientes que apuestan por las compañías alternativas, viendo el ahorro que pueden obtener, solicitando el cambio de comercializadora.

Llámanos y te informaremos sin ningún tipo de compromiso, o si lo prefieres, mándanos una factura reciente y te haremos una comparativa personalizada según tus necesidades.

 

 

 

De fracasados a exitosos
anterior

De fracasados a exitosos

¿Qué es el depósito de garantía?
siguiente

¿Qué es el depósito de garantía?

Llama al 900 811 473 o te llamamos cuando quieras